El cigarrillo, el gran enemigo de la piel

Junto al sol, es el factor que más nos daña: afecta la capacidad de cicatrización y produce arrugas y envejecimiento prematuro. Una experta nos presenta datos y consejos para estar sanas y lindas.

  • por  Dra. Laura Mijelshon


Según un trabajo científico publicado en enero de 2012 en el sitio médico Medscape, por J.B. Smith, el hábito de fumar es la primera causa de muerte evitable o previsible en los Estados Unidos de América. Como sabemos, es un hábito adictivo que está fuertemente asociado a enfermedades internas graves como el cáncer, la enfermedad pulmonar y problemas cardiovasculares.
Pero fumar tiene, también, manifestaciones externas en la piel. El conocimiento de estas manifestaciones cutáneas puede ser una importante herramienta para educar y motivar a abandonar esta nociva adicción.

Las consecuencias negativas
-Cicatrización deficiente de heridas. Múltiples estudios de diferentes especialidades médicas han demostrado que fumar afecta mucho la cicatrización de las heridas. Goldminz y Bennett revisaron 916 injertos de piel y encontraron que quienes fumaban un paquete por día tenían tres veces mayor frecuencia de necrosis (muerte celular) que los no fumadores. Los que fumaban dos atados por día, por su parte, tenían 6 veces más frecuencia que los no fumadores.
El mecanismo es multifactorial. La nicotina del cigarrillo causa la vasoconstricción de los vasos de la piel, lo que genera la disminución de la oxigenación de los tejidos. Fumar aumenta, también, la carboxihemoglobina, la agregación plaquetaria y la viscosidad sanguínea y, al mismo tiempo, disminuye el depósito de colágeno y la síntesis de prostaciclinas, todos con efecto negativo sobre la curación de heridas. Además, la vasoconstricción no es un fenómeno transitorio. Fumar un sólo cigarrillo puede causar vasoconstricción cutánea hasta por 90 minutos, por lo tanto, un atado por día provoca hipoxia (disminución de oxígeno) por más de 24 horas.

-Arrugas. Si bien las arrugas no ponen en riesgo la salud, ni son causa de muerte, ninguna de las manifestaciones cutáneas del fumar genera tanto interés como ellas. En muchos fumadores, la amenaza de arrugas faciales es un gran motivador para abandonar el hábito. En 1965, Ippen e Ippen encontraron que, comparando la piel de no fumadoras con las fumadoras, estas últimas tenían una piel gris, pálida y arrugada a la que denominaron “piel de cigarrillo”. Otros autores, con posterioridad, confirmaron que los fumadores tenían arrugas prematuras y aumento de las arrugas faciales comparado con los no fumadores: el concepto “cara de fumador” describe este fenómeno. Las mujeres podrían ser más susceptibles a la producción de arrugas del cigarrillo pero la variable de la exposición solar puede confundir parcialmente esta observación.
El Síndrome de Favre-Racouchot es una condición que se presenta con profundas arrugas y formación de grandes comedones (puntos negros) es más frecuente en quienes fuman.
El exacto mecanismo de la formación de arrugas por fumar no se comprende aún en su totalidad. Sin embargo, hay algunos datos que intentan explicarla. Por un lado, la elastina de las zonas no expuestas al sol en fumadores es más gruesa y fragmentada que en los no fumadores. Además, la falta de oxígeno de la dermis, debido a la vasoconstricción, es la principal de esto. La disminución en la síntesis de colágeno por la falta de oxígeno en la piel, también es un factor importante: por eso, los efectos pro-oxidantes del cigarrillo contribuyen al arrugamiento prematuro de la piel.
También, es muy importante tener en cuenta que algunos cánceres de piel están claramente vinculados con el hábito de fumar y existen tumores (en otros órganos) que también han sido asociados con el cigarrillo en las últimas investigaciones.

Por todo este, la mejor recomendación es que abandones este mal hábito. Tu piel, tus pulmones y tu salud te lo van a agradecer.

La doctora Laura Mijelshon es directora médica del Centro Piel yEstética. Más infowww.pielyestetica.co
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Menú Semanal

Menú Semanal
Minimo 30 minutos de ejercicios

Pasta con salteado de verduras, pavo y nueces

Pasta con salteado de verduras, pavo y nueces
www.dietistasnutricionistas.es....Ingredients 120 g espaguetis 100 g pechuga de pavo 1 ajo 1 cebolla tierna 1 calabacín pequeño 1 zanahoria 100 g judías verdes 100 g setas (o champiñones) 4-5 nueces Servings: 2 raciones Units: Instructions Cocer los espaguetis en abundante agua hirviendo con una pizca de sal procurando que queden al dente. Enfriar con agua añadiendo un poco de aceite y reservar. Calentar aceite en una sartén y saltear el diente de ajo picado durante 1 minuto. Añadir rápidamente el pavo cortado en tiras. Saltear hasta que esté cocido, salar ligeramente, añadir las nueces, mezclar y a continuación retirar y reservar. Limpiar la sartén con un trapo o papel, añadir una cucharada de aceite y en cuánto esté caliente saltear las verduras previamente cortadas. Primero saltear la cebolla en tiras. Pasado 2 minutos, las judías cortadas, después de 3 minutos las zanahorias en tiras y a los 2 minutos más el calabacín también en tiras. Por último, incorporar las setas en láminas. Añadir el pavo con las nueces, aliñar con salsa de soja y cubrir con este salteado los espaguetis que tenemos reservados calientes. Información nutricional Energía: 430,8 Kcal Proteínas: 25,3 g Hidratos: 54,8 g Grasas: 12,17 g Fibra: 9,12 g Colesterol: 27,5 mg Sodio: 126,7 mg

INICIO

Páginas vistas en total

CARNES PESCADOS

LACTEOS Y HUEVOS

LACTEOS Y HUEVOS

FRUTAS

VERDURAS

volver a blogdeceuta

COMPLEMENTO

COMPLEMENTO

Theme Support